F

Header Ads

Miembro del Estado Mayor Presidencial golpea a anciana en las afueras de Xocoténcatl (VÍDEO)

Publicidad
Publicidad
Publicidad



Manifestantes contra la Ley de Seguridad Interior protestaron en los alrededores de la antigua sede del Senado, ubicada en la calle de Xicoténcatl, en el Centro Histórico de la Ciudad de México. Dicha ley militarizará al país y criminalizará las manifestaciones sociales.


Varios conatos de enfrentamiento se han registrado a las puertas del antiguo Senado. Miembros del Estado Mayor Presidencial han sido los encargados de cuidar el recinto ante la visita que hará Enrique Peña Nieto debido a la entrega de la Medalla Belisario Domínguez a la científica Julia Carabias.

Uno de los momentos más críticos de la manifestación se dio cuando un elemento del Estado Mayor Presidencial golpeó a una anciana en la parte superior izquierda de su cara, dejándole visibles mallugadas en su cara debido al contacto que tuvo con ella.

Ante tal situación, los manifestantes que fueron testigo del hecho se enardecieron y arremetieron contra los elementos de seguridad, quienes amenazaron con aventar gases lacrimógenos a la multitud.

Empresarios, universidades y organizaciones llaman a no aprobar la Ley de Seguridad interior.

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), consideró que el Senado de la república debe revisar la Ley de Seguridad Interior, con la finalidad de garantizar la certeza jurídica y los derechos humanos.

Gustavo de Hoyos Walther, dirigente del sindicato patronal, sostuvo que la legislación aprobada por la Cámara de Diputados el pasado 30 de noviembre contiene aspectos que deben ser analizados a fondo por el Senado.

Indicó que es necesario un análisis profundo, ya que el documento debe garantizar la certeza jurídica, el irrestricto respecto a los derechos humanos y la transparencia en la función de seguridad.

Consideró que debe ser enmendado todo aquello que ponga en riesgo la normalidad legal, y devolver la iniciativa a la Cámara de Diputados con las modificaciones correspondientes.

Por su parte, muy ambiguamente, el PAN justificó su actitud ante la aprobación de la Ley de Seguridad Interior. Dejamos el voto libre, refirió el diputado Marko Cortés, coordinador de ese partido en San Lázaro.

A pesar del evidente respaldo de sus compañeros a la legislación, el michoacano quien fue presionado por nueve gobernadores panistas para que votara en favor, intentó lavar el prestigio de su partido al decir que el blanquiazul no había apoyado la ley. Cuando en realidad, el PAN si acompañó la minuta de seguridad interior.

En tanto, la Universidad Iberoamericana señaló que si los senadores aprueban la minuta de Ley de Seguridad Interior, estaremos ante un acontecimiento que podría acarrear consecuencias aún peores en materia de inseguridad, violencia, violaciones a los derechos humanos y criminalización de la protesta social.

En un comunicado conjunto con el Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez, la Ibero recordó que no se ha cumplido la promesa de las cuatro administraciones federales recientes de que la intervención militar en seguridad pública sería temporal.

En el mismo sentido, el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan y el Centro Regional de Derechos Humanos José María Morelos y Pavón hicieron un llamado al Senado a no aprobar la nueva legislación.

En un oficio dirigido al senador panista Ernesto Cordero, presidente de la mesa directiva del Senado, Tlachinollan expresa su total rechazo al contenido de la minuta con proyecto de decreto por el que se expide la Ley de Seguridad Interior, aprobada por la Cámara de Diputados el 30 de noviembre.
Loading...

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.