F

Header Ads

Mario fue descuartizado vivo para cumplir con un ritual satánico.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Cuatro integrantes de una familia fueron detenidos por haber secuestrado, violado y asesinado a un menor de edad durante un ritual satánico en Quimilí, una localidad argentina.

Los hechos
En junio de 2016, Mario Salto de 11 años había salido a pescar y nunca regresó. Tan sólo 48 horas después el pequeño fue hallado al interior de una vivienda, sin vida y con graves rastros de violencia dado que fue colgado y descuartizado cuando aún tenía vida.

Un año y medio después del crimen, los responsables fueron identificados como Pablo Ramírez (38), alias "El Loco", Miguel Ángel Jiménez (58), alias "El Brujo"; su esposa y directora de la Escuela 1214  Arminda Lucrecia Díaz (57) y su hijo Alfredo Daniel Albarracín (40).

"Gracias a Dios está todo resuelto, está cerrado el círculo, tenemos autores intelectuales, autores materiales. Hemos encontrado muchísimas evidencias que nos demuestran que Marito ha sido víctima de un crimen ritual, se puede afirmar", declaró Rosa Falco de Rainieri, jueza a cargo del caso.

Asimismo, canes entrenados por la policía local fueron clave esencial para descubrir el altar satánico al interior de la vivienda donde Mario fue torturado y asesinado.


Con información de LSR
Loading...

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.