F

Header Ads

Carta de empleados de Soriana tras Buen Fin impacta a todos en las redes sociales.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Luego del conflicto que se presentó durante el Buen Fin por un precio mal etiquetado en varios artículos electrónicos de la tienda Soriana en Chihuahua, los empleados publicaron una carta en la que muestran sus sentimientos tras la agresión que recibieron por parte de los consumidores.

Carta íntegra:

“Nos gustaría que la comunidad se entere de toda la frustración que pasamos ese día los empleados de soriana, que se enteren de la verdad sobre ese horrible día y no se trata de defender a la empresa, sino más bien a los colaboradores, porque nadie se imagina lo que se tiene que trabajar semanas antes para lograr hacer un buen fin, las horas extras que hay que poner para lograrlo, que ahí dejamos a nuestras familias sin atender por tener la camiseta bien puesta y lograr el objetivo, por otro lado, ese día fue impactante, una sola persona fue quien causó todo ese revuelo, ella le habló a todos sus conocidos para que vinieran a tomar literalmente las cosas que por error estaban marcadas en un aéreo, pero que en la parte de abajo de la isla estaba en precio bien, en la entrada de la tienda también así como en cada artículo, pero a esa mujer no le importó el daño que nos causaba la impotencia que sentíamos porque solo veíamos que todo nuestro esfuerzo se venía abajo, como la gente inconsciente no pensaba en nosotros, sólo tomaban artículos al por mayor como si se regalaran y no solo eso, después de que PROFECO llegó a checar el supuesto “error”, se les avisaba que la tienda estaba clausurada, que dejarán los artículos porque no habría venta y que después de eso, la mujer que ocasionó todo se fuera de la tienda como una cobarde, dejando todo un desorden por la gente que no quisieron soltar sus pantallas y que transcurriendo las horas la espera era interminable, no se daban por vencidos, comenzaron a robarse los pollos de la cocina, Pan Bimbo, jamón, sodas, Sabritas etc.

Todo lo que estaba a su alrededor para comérselo sin pagar, esa impotencia que sentíamos de no poder hacer ni decirles nada, porque al final de cuenta ellos son los supuestos clientes y ya entrada la noche, empezaron a agarras cobijas, a bajar colchones, a golpear a mis compañeros cuando intentaron impedirlo y no solo eso en la madrugada se juntaron todos a hacerle bola al abogado de la empresa para exigir que se les regala las pantallas, que a ellos no les importaba morirse aquí con tal de irse con el objeto, y el maltrato, la humillación que cada instante recibíamos de parte de esa gente vulgar, mientras nosotros nos reuníamos a rezar para que la pesadilla se acabará, estábamos muy cansados de tanta impotencia y cuando al fin lograron su cometido salían de la tienda muy victoriosos burlándose de nosotros en la cara porque gritaban ” el pueblo unido jamás será vencido”.

¿Pueden creerlo? Unido ¿para qué? ¿para el vandalismo?

Y cuando veíamos que la pesadilla se había acabado por ese día se venía otra, pues solo de ver como nuestro esfuerzo no había sido suficiente, al día siguiente a limpiar el reencuentro de los años, llegábamos a la tienda con miedo, con tristeza, sin haber podido dormir la noche anterior por el trauma psicológico que nos causaron, de todo esto quiero que se entere la gente, porque solo han pasado atacando a la empresa, pero esa gente tiene que pagar por lo que hizo no se vale que salgan triunfantes después de todo lo que nos causaron” (sic), finaliza la carta.


Loading...

9 comentarios:

  1. Qué poca. Me siento mal solo de imaginarme estar en su lugar, que tanta gente se une para fregar al pueblo perohace oidos sordos para hacer algo que ayude a los demás. Sí, lamentablemente este es mi México

    ResponderEliminar
  2. Considero que Soriana y sus empleados deben asumir el error que cometieron, regalenles las pantallas, pero cobrenles por todo lo que consumieron , los daños que causaron y a los empleados que agredieron ponganle una demanda a esa gente abusiva.

    ResponderEliminar
  3. El pueblo siempre esta mas unido para fregar al mismo pueblo. Somos mas la gente que trabaja por salarios poco remunerados para que una parvada de cuervos sin valor moral ni humano friegue a su projimo que solo trata de trabajar para llevar el pan a su casa. Bien dice en esa carta no es para defender a la empresa, es para dar un poquito de animo a esta gente que se mata ahi horas y horas y que en dias festivos donde se supone que deben de estar con sus familiar, estan ahi para nosotros los clientes, pero eso la gente que solo se dedica a robar y crear vandalismo le importa muy poco.. ah pero no les cobren un peso de mas porque ponen el grito en el cielo.
    A todos los empleados que pasaron las de Cain esa noche.. ojala todo eso no les repercuta ni en lo laboral ni en la salud y que pronto recobren el camino andado en buena lid. El Dia que todos aprendamos a valorar el ser humanos con principios y moral, todos podremos esperar una vida mejor.

    ResponderEliminar
  4. si no perdieron su empleo con eso basta

    ResponderEliminar
  5. Asi les ira y las cosas ni les van a durar.

    ResponderEliminar
  6. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  7. Vandalismo total y seguro se quejan del mendigo gobierno, cuando la misma gente que se dice cliente, busca la pequeña oportunidad para robar, no podían comprender que el que cometió el error lo podían correr de la empresa, dejándolo a él y su familia sin ingresos, lo bueno es que de esté mundo, nadie nos vamos sin pagar la factura de nuestros actos, El Karma existe.

    ResponderEliminar
  8. AHORA SI SE HACEN LAS VICTIMAS LOS EMPLEADOS PENDEJOS :v Si se equivocaron en un aereo pues ni modo cumplen y dan las pantallas a ese precio si se hicieran responsables de SU ERROR xq NINGUN SUPUESTO es un ERROR y punto pues venden las unidades en exhibición sin quererlas esconder sin negarse a algo que tiene derecho el cliente y punto. A el q escribio la carta no le consta que TODOS SON CONOCIDOS de la señora número 1 xq obvio la gente esta llena de clientes y no creo que solo UNA se diera cuenta del error. SORIANA Y ASOCIADOS SE DEBIERON HACER RESPONSABLES sin necesidad de que PROFECO acudiera, no regalar las pantallas pero cobrarlas al precio indicado y si alguien consumio otra cosa pues cobrarla, pero esto que la gente hizo despues del vandalismo no es justificado pero se pudo evitar si SORIANA hacia las cosas bien desde un principio que les quede de lección.

    ResponderEliminar
  9. Estoy a favor de la legalidad. La empresa jamás debió aceptar entregar las pantallas a un precio diferente 10.900 lo que equivale a DIEZ MIL NOVECIENTOS PESOS. el haberse permitido hacer entrega de dichos bienes a 10.90 pesos, es falta de valor civil de la gerencia. Debió antes de la entrega soliciar los servicios de un Notario Público, para levantar una acta circunstanciada de la entrega de cada pantalla. Admitir un error de ese tamañoa es fomentar el latrocinio y demuestra la falta de capacidad administrativa de la empresa.

    ResponderEliminar

Con la tecnología de Blogger.