F

Header Ads

Reclusas del Edoméx regalan casa a damnificados del sismo con venta de peluches de Frida

Publicidad
Publicidad
Publicidad


En algunas, sus manos comienzan a mostrar pequeños callos producidos por las largas horas en que sus dedos sostienen el gancho que, en su vaivén, acompañado de estambre, va formando piezas que, en plena emergencia, provocada por el sismo de 7.1 grados del pasado 19 septiembre, robaron el corazón de miles de personas y el reconocimiento a la labor de estas mujeres, por sumarse a la reconstrucción de las zonas afectadas, a pesar de ser excluidas por la sociedad.


Se trata de un total de 77 reclusas de tres penales del Estado de México, quienes, desde el pasado martes 26 de septiembre y en colaboración con la asociación La Cana, iniciaron el tejido de peluches, cien por ciento a mano, con la figura de la perrita rescatista “Frida”.

Mujeres que, una vez que conocieron el desastre que dejó el sismo de aquél martes, decidieron echar gala de sus conocimientos de tejido, los cuales han adquirido por más de dos años, a través de los proyectos productivos que se imparten en el penal de Barrientos, en Tlalnepantla, para sumarse a las tareas de reconstrucción de viviendas para los damnificados, pues lo recaudado por la venta de estos peluches, servirá para apoyar a quienes perdieron su patrimonio.

La verdad es que nos sentimos impotentes de no poder ayudar, de no poder decir: cómo dono, cómo les ayudo. Pensábamos en cómo quisiéramos ir y acarrear cubetas de escombros y ayudarles, llevar comida, pero no podíamos, porque nosotros estamos aquí. Ya no sabes si hacerte el corazón de piedra o ponerte a ayudar, por lo que la idea de hacer el perro de rescate tejido y el saber que se va a ir a una fundación para darles un hogar a quienes lo perdieron todo, por una situación de la naturaleza, pues nos hace sentir parte de la sociedad y nos cumple nuestro sueño de querer ayudar a las personas y de poder decir: ok, no voy físicamente, pero estoy trabajando y te voy a ayudar a que recuperes tu patrimonio o un poquito de lo que perdiste”, asegura Sonia, una de las mujeres recluidas en este penal.

Tras tomar la decisión de sumarse al apoyo a los damnificados desde su reclusión, Erika inició con la elaboración del molde, a partir de una estampilla de la perrita rescatista que le llevaron las integrantes de La Cana, y en dos días, con el apoyo de sus demás compañeras, obtuvo el diseño del peluche que sería replicado en tres ocasiones más, en una primera etapa.

Nos traen una imagen y con base en ella, hicimos un patrón, pues hay una empatía por apoyar a nuestro país en una emergencia como la que está pasando y aún en las circunstancias en la que nos encontramos, también somos parte de ellos y queremos contribuir y ésta es nuestra manera de hacerlo, con nuestro trabajo y con nuestras manos, con mucho amor y esfuerzo”, señala Erika.

Esa misma tarde, la imagen con cuatro modelos diferentes de la perrita Frida, fue subido a la página de la fundación www.lacana.mx y a través de sus redes sociales @laCanaMx, donde comenzó a viralizarse la iniciativa.

Ellas empezaron a formar un equipo, lo hicieron más grande, sumando a sus compañeras y obtuvieron el diseño de Frida. Empezamos a subir a las redes sociales la foto, con este mensaje de que lo que se ganara de utilidad, sería destinado para construir casas con el apoyo de la fundación Échale México, y la gente se empezó a sumar a la causa, comenzó a hacer sus pedidos y nunca pensamos que fueran tantos”, afirma Raquel Aguirre, fundadora de La Cana.

La publicación fue compartida el pasado martes y, hasta ahora, la ventas superan los 400 pedidos de este muñequito, con cuya labor las internas han podido reunir los fondos suficientes para reconstruir una vivienda y, de seguir así, esta misma semana, podrían regalarle un segundo hogar a otra familia.

Hay cansancio, duelen los dedos, duele la espalda de estar tanto tiempo sentadas, pero la causa vale la pena. Si a veces nos hemos desvelado platicando, nos hemos desvelado viendo películas, por qué no hacerlo por una causa. Lo que tenemos en reclusión es nuestro trabajo, las personas allá fuera donan algo de su dinero, algo de su despensa y nosotras estamos donando todo nuestro trabajo, nos sentimos conmovidas, emocionadas y satisfechas de poder ayudar a sociedad”, agrega Sonia.

Actualmente, las 77 mujeres de los penales de Barrientos, Chiconautla y de Neza Sur, trabajan hasta 12 horas seguidas para sacar adelante la producción de esta figuritas, cuyo costo es de 400 pesos por el diseño grande y 200 el pequeño, pues su única misión es lograr que más personas puedan recuperar su patrimonio.

Queremos que la gente sepa que, a pesar de que estamos en la situación en que nos encontramos, México cuenta con nosotros. Estamos también poniendo nuestro granito de arena, porque también tenemos familia afuera y, afortunadamente, están bien, pero si podemos apoyar con algo, no vamos a descansar hasta que lo podamos hacer.

Nosotros también nos caímos cuando llegamos aquí y hubo personas que nos ayudaron a levantarnos y hoy que México cayó, ante esta situación, pues aquí estamos nosotras para ayudar a que se levante nuestro país”, menciona Erika.

En cada Frida, las internas mexiquenses tardan, en promedio, siete horas para elaborarla, y aunque llevan casi dos años tejiendo distintos muñecos para campañas altruistas como la de apoyo a niños con cáncer o para bebés prematuros, en la que elaboraron pulpos de algodón en miniatura que se colocaban en los cuneros de los recién nacidos, los cuales también viajaron a España, la de la perra rescatista ha sido la más exitosa, por lo que reclusas que no se dedicaban a esta actividad, han decidido sumarse a esta iniciativa.

Desgraciadamente, nos estigmatiza como parte de la sociedad que está en los centros preventivos, pero también nosotros somos parte de la sociedad, aun cuando estemos aquí y cuando hayamos cometido un error y estemos conscientes de eso, también somos parte de ustedes y aquí estamos y les echamos la mano, porque, quizá, en algún momento, te fallé, pero ahora que tengo la oportunidad de resarcir el daño, aquí estamos como ustedes, siendo parte de ustedes, aun cuando no nos vean”, concluyó Sonia.




Loading...

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.