F

Header Ads

Otro vengador anónimo asesina de un disparo a asaltante de transporte público en Azcapotzalco.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

Cuando aquel ladrón de autobuses jaloneó del cabello a la señora y luego le dio un golpe en la cabeza, el pasajero que estaba dos asientos adelante no lo pensó más: se puso de pie y le asestó un par de balazos. Después le pidió al chofer que parara y escapó.

Así fue como un hombre abatió cerca de la medianoche de este martes a un ladrón que estaba atracando a los usuarios de un camión de transporte público en la delegación Azcapotzalco.

“De repente una persona que estaba hasta adelante se levantó y nomás se escucharon los disparos”. Pasajero del autobús, Testimonio anónimo

De acuerdo con los reportes de las autoridades, todo sucedió en avenida Granjas, en un camión Mercedes Benz con placas de circulación 0030215 y número económico 299, el cual tiene su ruta entre los metros Normal a Politécnico.

El vehículo circulaba por la zona de Cuitláhuac cuando dos hombres le hicieron la parada al chofer Bacilo Martínez. Ambos subieron y pagaron su pasaje como cualquier otro pasajero.

Uno de ellos que llevaba sudadera se fue hasta el fondo de la unidad, mientras que el otro de playera amarilla, se quedó en la parte delantera.

Sin embargo, en un instante se levantaron y comenzaron a asaltar a los usuarios. Mientras uno de ellos amagaba con una pistola a la gente, el otro pasó a quitarles sus pertenencias.

Los ladrones ya le habían arrebatado sus cosas a la mayoría de los pasajeros, pero al llegar a una señora que se puso nerviosa y tardó en sacar su monedero, uno comenzó a pegarle. Fue entonces que el pasajero la defendió.

“De repente una persona que estaba hasta adelante se levantó y nomás se escucharon los disparos”, relató un pasajero a la policía.

Los tiros dieron en aquel sujeto que estaba golpeando a la señora. El hombre cayó tendido a la mitad del pasillo del camión.

Al ver a su cómplice agonizando, el otro hampón, aquel de la playera amarilla, bajó a prisa de la unidad, y ahí lo abandonó.

El chofer avanzó un par de calles más y se detuvo. El hombre armado que defendió a los pasajeros bajó  y huyó de ahí.

La gente que iba en el autobús asegura que no pudo verlo bien. Todos coincidieron en que estaba oscuro y no tenían forma de observar su rostro.

Hasta anoche la Procuraduría capitalina no tenía mayores datos para poder ubicar al hombre. La fiscalía en Azcapotzalco tampoco había identificado aún al delincuente, pero por diversas entrevistas supieron que era un expresidiario.

Vía La Razón
Loading...

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.