F

Header Ads

El cambio empieza en casa: Olvídate de los videojuegos y novelas, para enseñar a tus hijos a jugar Rubik.

Publicidad
Publicidad
Publicidad

¿Te interesa pasar tiempo con tu familia?, ¿Te interesa que tus hijos cambian los videojuegos por algo más entretenido?.

En esta serie de articulos, te invitamos a cambiar de hábitos y paso a paso te explicamos todo lo que tienes que hacer para pasar un buen rato con tu familia armando un cubo desordenado a uno solucionado.

Siguiendo nuestras instrucciones para principiantes aprenderás cómo armar este puzzle de forma rápida y sencilla. Ya sabes, ¡resolver el cubo de Rubik está en tus manos!



Antes de empezar a armar el cubo de Rubik

El cubo de Rubik (también conocido como cubo mágico) es un puzzle de 6 colores (uno por cada cara) y está compuesto por tres tipos diferentes de piezas:

Centros: Hay 6 centros (en marrón en la imagen), uno en medio de cada cara del cubo, y tienen tan solo un color. Giran sobre si mismos y no cambian de posición, por lo que siempre están ‘solucionados’.



Vértices (o esquinas): Hay 8 vértices (en morado en la imagen), cada uno con tres colores distintos.

Aristas: Son las piezas que están entre los vértices y no hacen esquina (en celeste en la imagen). Hay 12 aristas en el cubo, cada una con dos colores distintos.

En total hay 20 piezas “móviles” (12 aristas y 8 vértices) en el cubo de Rubik, siendo todas ellas distintas las unas a las otras. Si giramos una cara, vemos que los centros no cambian de lugar, mientras que las aristas van a posiciones donde había aristas y los vértices a posiciones donde había vértices. Es decir, cada pieza es de un tipo, y no puede variar (una arista siempre será una arista).

Loading...

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.