F

Header Ads

Detienen a una monja por entregar niños sordos a curas violadores

Publicidad
Publicidad
Publicidad


Esposada y con chaleco antibalas. Así apareció la monja japonesa Kosaka Kumiko en su traslado a los tribunales argentinos. La religiosa está acusada de encubrir a los sacerdotes que, durante años, abusaron sexualmente de los niños sordos que tenían a su cuidado en el Instituto Provolo de Mendoza, en Argentina.


“Soy inocente. No sabía de los abusos. Soy una persona buena que he entregado mi vida a Dios”, ha asegurado la monja en su declaración testimonial. Para la Justicia hay prueba suficiente que compromete a reliciosa y, por ello, fue rechazado el pedido de prisión domiciliaria. La religiosa quedará detenida en la penitenciaría de Agua de Avispas, próxima a la cárcel de Almafuerte.

El suceso ha salido a la luz tras varios testimonios de menores sordos violados, quienes declararon asistidos por intérpretes de señas y guiados por psicólogos, al tratarse de víctimas menores de edad y discapacitados.


El abogado defensor de las víctimas, Sergio Salinas, de la ONG Xumek, explicó cuáles son las tres casos por los que quedó imputada Kumiko: “La denuncia de una joven de 17 años, que declaró que fue abusada cuando tenía 5 años y que Kumiko le colocó un pañal para detener la hemorragia que le había generado tras la violación.

El caso de otra víctima que contó que la monja la mandaba a la habitación del cura Horacio Corbacho (también detenido) y terminaba siempre siendo abusada. Otros testimonios aseguran que la religiosa participó en más de una ocasión en tocamientos a niñas, además de pedirles que se tocaran entre ellas y les obligaba a ver pornografía junto al celador Jorge Bordón (otro detenido) en un televisor”.

Fuente: Noticieros Televisa

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.