F

Header Ads

EU quiere cadena perpetua para Yarrington; México asegura que con 20 años de prisión (a todo lujo) sería suficiente.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
México y Estados Unidos se disputan la extradición del ex gobernador de Tamaulipas, Tomás Yarrington Ruvalcaba, detenido el domingo. El gobierno italiana decidirá a qué país lo entregará.

Al ser requerido por dos países al mismo tiempo, afirmó el subprocurador Jurídico y de Asuntos Internacionales de la PGR, Alberto Elías Beltrán, se deberá presentar una solicitud de detención provisional con fines de extradición, que será analizada por Italia.



Para Elías Beltrán, las autoridades italianas deben tomar en cuenta la gravedad de los  delitos que se le imputan al ex mandatario, la temporalidad, la nacionalidad del ex priista y el lugar de la comisión de los delitos.

En conferencia de prensa, el funcionario explicó que en México, Yarrington Ruvalcaba, que está acusado de lavar dinero del Cártel del Golfo y de Los Zetas, alcanzaría una pena de 20 años de prisión, mientras que en Estados Unidos se le impondrían dos cadenas perpetuas y 90 años de cárcel.



“La temporalidad en México es de 1998 a 2005 y el lugar de la comisión de los delitos es Tamaulipas, por los delitos contra la salud. Por la parte de Estados Unidos, la temporalidad es de 1998 a 2013 en los estados de Texas y Tamaulipas, por los delitos de importación y distribución de drogas, lavado de dinero, fraude bancario y estructuración de operaciones de dinero”, expuso en la sede central de la PGR.

Otro aspecto a considerar, detalló Elías Beltrán, es la nacionalidad de la persona reclamada. En este caso, Yarrington Ruvalcaba sólo tiene la mexicana y su lugar de residencia habitual es México.

Dijo que México activó la ficha roja de búsqueda de la Interpol el 17 de diciembre de 2012 y los Estados Unidos apenas en marzo del año pasado.

Y agregó: “La posibilidad de una extradición posterior a un tercer país, ambos países, tanto Estados Unidos como México, tienen la posibilidad de una extradición posterior en base al tratado de extradición bilateral que se tiene celebrado entre ambos países”.

Sin embargo, Elías Beltrán dejó entrever que Estados Unidos lleva ventaja en el proceso, pues a pregunta expresa respondió que el interés de México es que el ex aspirante presidencial priista en 2006, sea juzgado y sancionado en cualquier parte del mundo.

“El interés de México es que se sancione, se juzgue cualquier acto que vaya en contra de México y contra la delincuencia organizada y cualquier acto de corrupción pública. En México, o en cualquier parte del mundo, como lo hemos señalado y derivado de la visita que tuvo el procurador (Raúl Cervantes) con el procurador de Estados Unidos, del Departamento de Justicia, existe una gran colaboración entre ambos países para poder combatir de manera regional estos fenómenos de la delincuencia organizada y de la corrupción”, señaló.

Al cuestionarle sobre el papel del gobierno de México en la detención del político tamaulipeco, el subprocurador afirmó que los agentes mexicanos aportaron información de inteligencia que ayudó a su captura.

“México no participó de manera física con elementos de la Agencia de Investigación Criminal en la detención, fue a través de informes de inteligencia de la AIC, que da información a las autoridades italianas para su localización en Italia, nosotros no participamos de manera física”, aclaró.

Por último, afirmó que el ex mandatario fue detenido con documentos falsos, pero su deportación a México no aplica, ya que su detención se realizó en base a las dos notificaciones rojas de búsqueda tanto del gobierno de Estados Unidos como de México.

Fuente - Crónica 
Loading...

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.