Header Ads

Diputada propone PROHIBIR el uso de los colores de la bandera nacional, en grupos políticos que no representen al pueblo ni a la nación.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
La senadora del PRD Alejandra Roldán Benítez  propuso prohibir el uso simultáneo de los tres colores de la bandera mexicana, en cualquier combinación y composición, en los emblemas, distintivos y símbolos de partidos o agrupaciones políticas.


Mediante una iniciativa que busca reformar las leyes sobre el Escudo, la Bandera y el Himno Nacionales y General de Partidos Políticos, planteó que los logotipos de estos institutos no contengan los colores del lábaro patrio.

Asimismo, sugirió que los partidos políticos que hagan uso simultáneo de los tres colores de la bandera en sus emblemas, distintivos y símbolos perderán sus registros.

La legisladora dijo que sólo en los regímenes autoritarios suele haber una identificación de la nación y sus símbolos con un partido, que puede ser en esos casos único o casi único.


Recordó que tal como sucedió en los regímenes de partido único, en México el PRI estuvo entremezclado con el gobierno y el hecho de que los colores patrios coincidieran con los colores de ese partido político “ayudó a mantener esta identidad antidemocrática, pues bien podía interpretarse que los programas sociales eran programas del PRI y viceversa. Lo mismo podría decirse de los servicios públicos”.

Consideró que esta identificación representó un problema “porque se solía identificar a la política social insignia del gobierno mexicano con un distintivo que conjuntaba los colores de la bandera, que son también los del PRI”.

En la actualidad, dijo, regresó la inaceptable identificación entre gobierno y partido, ya que la plataforma electoral 2015-2018, que presentó el PRI ante el Instituto Nacional Electoral (INE), se promociona con la combinación de colores verde, blanco y rojo, “lo que no tendría nada de malo si no se estuviera haciendo una alusión nada velada al programa de transferencias directas más importante del gobierno mexicano, que lleva por nombre Prospera”.

El segundo ejemplo es el reparto de televisores digitales etiquetados con el lema “Mover a México”, que contiene los mismos colores de la bandera.

Señaló que el clientelismo electoral se facilita con la identificación del PRI con el gobierno y con la nación mediante el uso de los colores de la bandera, por lo que una de las tareas pendientes de la transición democrática es romper esarelación, herencia del antiguo régimen autoritario.

Esta confusión debe terminar si se aspira a avanzar en nuestra transición democrática, en cuidar el uso de nuestros símbolos patrios, fortalecer la cohesión social plasmada en ellos y evitar prácticas de clientelismo político, enfatizó.

La iniciativa se envió a las comisiones de Gobernación y de Estudios Legislativos, Primera para sus análisis y dictamen correspondiente.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.