F

Header Ads

El Senado desvía $440 millones.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
Mientras el Senado presume su nuevo sistema de contabilidad, la Auditoría Superior de la Federación (ASF) reveló que, en el 2014, los legisladores se quedaron con casi 440 millones de pesos de otras partidas para gastarlas discrecionalmente, a través de sus bancadas.


El informe sobre la Fiscalización de la Cuenta Pública de ese año exhibió que los senadores aumentaron las “Asignaciones a los Grupos Parlamentarios” en un 55.8%, a costa de otras partidas.

En total, con la suma de lo que le quitaron a otras asignaciones, las bancadas se gastaron mil 307 millones de pesos.


Según el informe, el Senado declaró que no tenía recursos ni para remodelar los cubos de los elevadores.

Sin embargo, la ASF detectó que la supuesta precariedad obedecía a que los legisladores habían tomado 75.4 millones de pesos asignados a “Inversión Pública” para inyectarlos a sus bancadas.

También se quedaron con 139.7 millones de pesos que eran para incrementar las percepciones de trabajadores, 50 millones para “Congresos y Convenciones” y 47.2 millones para pasajes aéreos de funcionarios.

Así como 35 millones del pago de “Patentes y Derechos de Autor” y otros 35 millones destinados inicialmente al mantenimiento de maquinaria.

Tras engordar las subvenciones de los grupos parlamentarios, el Senado mantuvo en la opacidad el ejercicio de las mismas.

... Y funcionarios de la SFP como ‘reyes’
Gastos excesivos en comidas de lujo y traslados en viajes de funcionarios de la Secretaría de la Función Pública (SFP) fueron revelados por Reuters.

Según la investigación, la funcionaria Hilda García pagó una cena en una tienda de lujo en Londres con un menú compuesto por champaña, caviar y salmón ahumado, con viáticos de 450 dólares por día.

Jorge Pulido, director de la unidad de Asuntos Jurídicos de la SFP, fue enviado a Kuala Lumpur a una conferencia; sin embargo, gastó más en taxis y comidas durante su estancia en Frankfurt, Alemania, que en seis días en el hotel de Malasia, establece el reportaje de Elinor Comlay.

De acuerdo con Reuters, a pesar de que la SFP es la dependencia encargada de revisar gastos gubernamentales, tiene poca idea sobre cómo gastan sus empleados cuando salen al extranjero.

“La SFP sólo tiene récords en papel de los viajes de sus empleados y según la normativa gubernamental sólo se verifican los pases de abordar y recibos de hotel. Esto significa que muchos de los gastos de los funcionarios quedan sin revisar”, comenta el reportaje.

El secretario de la Función Pública, Virgilio Andrade, fue cuestionado por Reuters sobre cuántos de los funcionarios de su dependencia realizaron viajes durante el último año; sin embargo, no respondió y sólo entregó una caja con documentos para su revisión.

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.