F

Header Ads

Todo indica que el PRI llegó a su fin y en el Estado de México, 'se lo lleva la chingada'.

Publicidad
Publicidad
Publicidad
El Partido Revolucionario Institucional (PRI) amontona 9 décadas de gobierno en el Estado de México y en la tercera una parte de ese periodo, treinta y tres años, el poder ha sido ejercido por 6 gobernantes de un solo leño familiar: el de Alfredo del Mazo Maza, primo del presidente Enrique Peña Nieto –que ejercitó el “dedazo” para imponerlo como candidato– y quien es, por su parte, sobrino de Arturo Montiel Rojas, su predececesor en la entidad


Mas si bien el vulgo lo llama con mofa Alfredo III para rememorar que sería el tercer gobernante online directa como su abuelo –Alfredo del Mazo Vélez (mil novecientos cuarenta y cinco-mil novecientos cincuenta y uno) y su padre, Alfredo del Mazo González (mil novecientos ochenta y uno-mil novecientos ochenta y seis)–, abundan señales de que el poder de esta dinastía se acerca a su fin en las elecciones del próximo cuatro de junio.


Cachorros de la elite enriquecida con el erario, Peña Nieto y Del Mazo Maza son asimismo familiares de los exgobernadores Isidro Fabela Alfaro (mil novecientos cuarenta y dos-mil novecientos cuarenta y cinco) y Salvador Sánchez Colín (mil novecientos cincuenta y uno-mil novecientos cincuenta y siete), el primero de ellos creador del mítico Conjunto Atlacomulco, la facción priista reputada por ser la más corrupta del país y que encara, como jamás en su historia, un peligro enorme de derrota.

El PRI y Del Mazo sufren el repudio social a Peña Nieto por la incompetencia de su gobierno, sus abundantes escándalos de corrupción, su conducta cobarde frente al presidente de E.U. y el elevado incremento de costo de las gasolinas, mas asimismo por el desarrollo de la violencia, la falta de seguridad, la pobreza y el homicidio de mujeres en el Estado de México.

Con un respaldo social de apenas un dígito –12 por ciento conforme Reforma y sesenta y tres por ciento con arreglo al Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública de la Cámara de Diputados–, Peña impuso como aspirante a su primo y asimismo produjo división en el priismo, frente a una robustecida oposición de derecha y también izquierda cuyas seguras aspirantes, Josefina Vázquez Mancha y Delfina Gómez Álvarez, respectivamente, han puesto a Del Mazo hasta en tercer lugar de las preferencias electorales a 100 días de la elección.

De ahí que, desde el instante en que se registró como precandidato único, el veintiocho de enero, Del Mazo ha emprendido recorridos por el estado más poblado del país –casi dieciseis millones de habitantes–, sobre todo en zonas de repercusión priista, para suplicar la unidad y aceptar que su clan y su partido encaran condiciones nuevas para dar el poder.

Hay que rememorar que esta caida empezó en el dos mil quince cuando el PRI pierde alcaldías y diputaciones locales en el Estado de México.
Loading...

No hay comentarios

Con la tecnología de Blogger.